Las Calidades

¿Cuántas veces hemos escuchado que un producto es “de la mejor calidad”? En ocasiones, normalmente cuando el producto no destaca por ninguna de sus cualidades, se utiliza el eufemismo “tiene la mejor relación calidad/precio” y cada uno que lo interprete como quiera.  También es bastante habitual confundir la calidad con el precio y les puedo asegurar que no son sinónimos. El oro no hace que un reloj tenga calidad, lo que hace es que tenga un precio alto. Como dijo el poeta español Antonio Machado: “Solo el necio confunde valor y precio”. Nosotros entendemos que la calidad no debe calificarse sino explicarse y así cada uno de ustedes podrá valorarlo con criterio propio.

 

 

El MATERIAL

El material utilizado para el reloj TREVOR NOLAND es acero inoxidable 316L, también denominado “acero quirúrgico” precisamente porque es el material utilizado para las herramientas utilizadas en cirugía por sus propiedades de dureza, durabilidad e inocuidad al contacto con nuestro cuerpo. Hay que decir este acero se ha utilizado en todas las partes metálicas del reloj, tanto en la caja anterior como en la tapa posterior y hebilla. Algunos relojes que se anuncian de acero inoxidable utilizan otras aleaciones más económicas  para la tapa posterior, precisamente la que entra en contacto con la piel de su muñeca, y son más susceptibles a producir reacciones alérgicas. El reloj TREVOR NOLAND es “All Stainless Steel”, con recubrimiento dorado PVD y posterior pulido. El recubrimiento PVD del acero aumenta su dureza superficial consiguiendo una mayor resistencia al desgaste, al rayado y a la corrosión. El recubrimiento PVD no tiene nada que ver con un “pintado” o un “chapado”, ya que con este proceso se consigue que las moléculas de material de recubrimiento entren a formar parte de la estructura molecular del metal, literalmente se incrustan en el acero. El resultado final es un reloj de gran dureza, que le asegura su durabilidad, alta finura adquiriendo una gran capacidad de deslizamiento tras el pulido y desde luego no encontrará en él ningún tipo de decoloración con el paso de los años. Si es lo mejor que quisiéramos para nosotros, ¿por qué no lo iba a ser para usted?

 

EL CRISTAL

El cristal que recubre el dial del reloj TREVOR NOLAND es de ZAFIRO y posee una capa interna anti-reflectante. Su dureza es tal que únicamente podría ser rayado por un diamante. ¡Por favor, manténgalo alejado de sus diamantes!

 

EL MECANISMO DE CUARZO

El mecanismo de cuarzo introducido en el reloj TREVOR NOLAND está seleccionado tanto por su durabilidad como por su exactitud. La desviación horaria que puede apreciarse en nuestros mecanismos automáticos de cuarzo puede ser diez veces inferior a la que se observa en los mejores movimientos mecánicos. Para explicarlo de forma práctica: mientras que en un movimiento mecánico debería ajustarse la hora una vez al mes, en nuestros movimientos de cuarzo es suficiente hacerlo una vez al año, su desviación horaria es mínima. De hecho, mientras siga aplicándose el cambio de huso horario entre  invierno y  verano, ese será el único momento al año en que necesitará ajustar la hora. La aplicación del Cuarzo a la relojería fue descubierta por la experta industria suiza, sin embargo, este avance de la técnica entraba en competencia, mejorando las prestaciones, con sus artesanales movimientos mecánicos por lo que inicialmente decidieron no introducirlo en el mercado. Tuvieron que ser los relojeros japoneses los que apostaran por esta tecnología y, en poco tiempo, se consolidaron como industria dominante en el sector. Pronto los relojeros suizos entraron en competencia así que estos dos países son los que fabrican los movimientos de cuarzo de mayor garantía.

 

LA PRESIÓN

La presión que soporta el reloj TREVOR NOLAND son diez atmósferas (10 ATM). Normalmente se relaciona esta cualidad con su capacidad para resistir al contacto con el agua, pero no es simplemente esto, también es un indicativo de su resistencia a los golpes. Evidentemente, a mayor presión, mayor resistencia. En los relojes que soportan a partir de 3 ATM podrán leer  “Water Resintant”, pero habría que tener mucho cuidado con la interpretación de esta leyenda. Un reloj con 3 ATM puede soportar sin problemas las salpicaduras propias de lavarse las manos y de la lluvia pero no debería sumergirse en el agua, correría serio riesgo. Un reloj con 5 ATM de presión sí puede soportar fiablemente una gran exposición al agua como podría ser quizá una ducha, pero tampoco mucho más. El reloj TREVOR NOLAND, con 10 ATM de presión, es apto para el baño en superficie. Queríamos un reloj con el que se pudiera nadar, que no tuviéramos que esconderlo bajo la toalla si estamos tomando el sol en la playa y nos apetece tomar un baño. Eso sí, no es apto para submarinismo ni para deportes extremos, para eso hay relojes especiales que deberían soportar al menos 50 ATM.

ENVÍO GRATUITO

2 AÑOS DE GARANTÍA

COMPRA SEGURA

NUESTROS RELOJES

Conoce nuestras colecciones

CONTACTO

¿En qué podemos ayudarte?

FAQS

Preguntas frecuentes